martes, 17 de abril de 2018

El 15 de Abril, un día histórico para la caza y los cazadores


El 15 de abril de 2018 es una fecha que marca un antes y un después en la historia de la caza y de los cazadores de nuestro país. Ayer, por primera vez en democracia, ciudadanos de toda España se movilizaron de forma simultánea en más de 40 ciudades para reivindicar este modo de vida y exigir respeto. 100.000 personas gritaron «Sí a la caza» por toda nuestra geografía. Exceptuando la ausencia de la comunidad de Aragón que no se presento.
Y fue una jornada histórica por diferentes razones. La primera porque la mayoría silenciosa que es constantemente criminalizada desde el entorno animalista y ciertos medios de comunicación rompió su silencio bajo un mismo grito. 


Ha sido histórica porque es la primera vez que la mayor parte de los partidos políticos españoles muestran su apoyo a la caza de forma pública y evidente. Especialmente a nivel regional, aunque con importante eco en la esfera política nacional. De hecho, tan sólo Podemos fue el único partido que no mostró su apoyo a esta jornada reivindicativa a ningún nivel. Un día en el que, al fin y al cabo, los ciudadanos simplemente defendían su derecho a decidir si quieren cazar o no. Su derecho a elegir el modo de vida que realmente quieren llevar. Su derecho a ser respetados como cualquier otra persona y a no ser criminalizados en los medios de comunicación por su condición de cazadores. 
Por último, fue histórica porque ha supuesto el espaldarazo definitivo a una Real Federación Española de Caza que había pasado más de un lustro fuera de juego y a la deriva. El 15-A ha supuesto la consolidación de esta renacida entidad, gracias a la dirección tomada por su actual junta directiva, liderada por su presidente Ángel López, y al esfuerzo realizado por sus federaciones autonómicas, que son las que han llevado el peso de la gesta organizando y convirtiendo en un éxito todas las movilizaciones del 15-A. Un golpe de autoridad del mundo federativo que le devuelve a su papel de representante de los cazadores españoles ante los políticos, las administraciones y los medios. Todos ellos deben escuchar el mensaje que ayer lanzó la, hasta ahora, mayoría silenciosa, y dejar de castigar a este amplio colectivo de ciudadanos tan ninguneado e importante para nuestro medio rural y para la conservación de nuestra naturaleza.


   Lo que más ha indignado a los cazadores no ha sido el vacío que El País ha hecho a lo que estaba sucediendo en toda España sino a una de las frases que incluía en el cuerpo de la noticia, donde afirma que los manifestantes acudieron «portando sus armas reglamentarias, en algunos casos». Apoyando su titular, muestra a uno de los manifestantes con una pieza de madera que simula la forma de una escopeta. Esto es rotundamente falso. Ningún cazador portaba ningún arma. 



miércoles, 11 de abril de 2018

El hijo de Donald Trump, en Teruel para disfrutar de la caza



        Donald Trump Jr, el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, ha estado estos días en la provincia de Teruel, para participar en actividades de caza.
       El despliegue que acompaña al hijo del mandatario no ha pasado desapercibido en estos municipios de la provincia de Teruel a pesar de tratarse de enclaves turísticos, puesto que Trump viaja acompañado de un buen número de personas que se encargan de su seguridad.
       El hijo mayor del presidente de Estados Unidos ha participado durante estos días en actividades de caza en distintas localidades de la sierra de Gúdar, en concreto caza de ejemplares de cabra montesa. De hecho, en una de sus publicaciones aparece junto a Pablo Carol, un conocido guía profesional español de caza.
       De hecho, Donald Trump Jr compartía el domingo en su perfil de una red social una fotografía vestido con ropa de camuflaje que se utiliza para cazar, en la que aparecía a las puertas de lo que parece una antigua construcción de pastores en las cotas más elevadas de los puertos de Beceite, según han confirmado fuentes de la comarca turolense del Matarraña.



domingo, 8 de abril de 2018

Los cazadores aragoneses no ven necesaria su concentración el día 15



       La Federación Aragonesa de Caza (FAC) se solidariza con todas las Autonomías que han convocado concentraciones para apoyar un SÍ a la caza el próximo sábado 15 de abril. Entendemos que sufren una legislación caduca e ineficaz que impide el buen desarrollo de la actividad cinegética. Para que no haya dudas del talante democrático y social de esta Federación, tras la reunión de la Junta directiva celebrada el pasado día 27 de febrero, se decidió consultar a todas las sociedades federadas de Aragón si consideran oportuno convocar algún tipo de concentración presencial en Zaragoza, Huesca y Teruel para el día 15 de abril. La FAC, haciendo caso a una amplia mayoría de los consultados, ha tomado la decisión de no convocar ninguna concentración en el territorio aragonés, fundamentalmente por la situación privilegiada que disfrutamos los cazadores aragoneses.  Ese es un tema que en Aragón lo tenemos totalmente resuelto ya que la Administración está en continuo contacto con nosotros y nos consulta cualquier decisión que afecte a la caza.


        La relación inmejorable con todas las fuerzas políticas pro cinegéticas y el buen hacer de esta Federación Aragonesa de Caza, han hecho posible una Ley de Caza ‘aragonesa’ moderna, dinámica y funcional, valorada y envidiada por otras Federaciones Autonómicas. La FAC tiene la norma de dar las batallas en los despachos en base a razonamientos y argumentos, parece que nos va bastante bien, y no en la calle. La calle creemos que hay que guardarla para situaciones especialmente graves y entonces nuestra respuesta es imprescindible que sea aplastante. La presencia masiva de los cazadores en la calle se dará el día que sientan vulnerado el derecho de ejercer su legal y legítima actividad.



Control de plagas desde helicóptero

sábado, 7 de abril de 2018

Los agricultores de Castilla La Mancha se manifiestan exigiendo medidas contra la plaga de conejos


       Esta sobrepoblación de conejos en La Mancha está afectando a los agricultores, que ven cómo sus cultivos son arrasados por esta especie, pero también a los titulares de cotos de caza, en forma de indemnizaciones que han de afrontar por estos daños agrícolas. Así las cosas, desde hace semanas el colectivo agrícola se lleva pidiendo al Ejecutivo regional liderado por el socialista García-Page que declare la plaga de conejos por las cuantiosas pérdidas que éstos están provocando.
      Hace algunas semanas, el Gobierno regional anunció que facilitaría la caza de la especie como método de control poblacional. Pero las actuaciones no llegan y a los afectados se les está agotando la paciencia porque la Administración no está atendiendo a las peticiones del sector. Por ahora, Agricultura se resiste a declarar a declarar la plaga en la zona.


            El control será el autorizado por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Este permiso, que es excepcional, finalizará cuando por parte de la Consejería se proceda a la veda de esta especie. Y fruto de esta reclamación no satisfecha el 5 de abril, se ha celebrado una concentración de varios centenares de agricultores ante las Cortes de Castilla-La Mancha, durante la cual se han vivido momentos de tensión y hasta un agricultor ha resultado herido en la cabeza.  
      A cambio, anunció la toma de algunas medidas para hacer frente a la sobrepoblación de conejos, como la captura en abril con arma de fuego en la comarca de emergencia cinegética, llevar los conejos al hábitat del lince ibérico, y pedir una modificación de los seguros agrarios para “poner más financiación”. 
       Respecto a la postura de Podemos sobre las medidas extraordinarias adoptadas, su portavoz  afirmó que las mismas “implican un riesgo para las personas que pasean por el campo y para la fauna protegida. ¿Por qué se mantienen? Porque facilitan que los cotos de caza hagan negocio y ganen dinero, lo que provoca que se perpetúe la superpoblación de conejos, perjudicando al medio ambiente y a la agricultura". La postura de la formación morada en este asunto,  es que “se sancione a los titulares de los cotos de caza que sean incapaces de proceder a su reducción y que los agricultores instalen vallas en sus cultivos”.