domingo, 15 de enero de 2017

Denunciado un cazador furtivo de Alcorisa


      Agentes para la protección de la naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón han denunciado a un cazador furtivo vecino de la localidad turolense de Alcorisa.

     El denunciado, que ya era objeto de seguimiento y vigilancia, finalmente fue sorprendido en plena actividad ilícita en el coto deportivo de caza de Molinos, donde infringía varios preceptos de la Ley de Caza, del Plan General de Caza y del Reglamento de Armas.

 

      En un primer momento, el denunciado, alertado por la presencia de los agentes, escondió entre una espesa vegetación el rifle que portaba. Durante el registro de su vehículo se encontraron un trofeo de macho montés, cuchillos de caza y abundante munición. Ante las evidencias, el denunciado entregó el arma que había escondido, un rifle cargado provisto de visor. Los agentes lo denunciaron por varias infracciones y decomisaron el rifle, los cuchillos y la cabeza de macho montés.

        Todas las diligencias realizadas por los APN han sido remitidas a los servicios jurídicos del Servicio Provincial de Teruel del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, desde donde se iniciará el correspondiente expediente sancionador.

       La normativa de caza en Aragón contempla una valoración económica por daños que, en este caso, es de 6000 euros por ejemplar de cabra montés, a la que se sumará a la sanción que resulte de las infracciones cometidas.




Uaga exige medidas ante los daños causados por la fauna en los cultivos


       La Unión General de Ganaderos y Agricultores de Aragón (Uaga) ha pedido, ante la alarma generalizada generada por los daños en cultivos causados por diferentes especies de fauna, medidas que minimicen estas afecciones.
     En la provincia de Teruel, la organización agraria asegura que son notables los daños producidos por jabalíes y ciervos en las comarcas de Albarracín y Maestrazgo, así como por la cabra montesa en Cuencas Mineras, Comunidad de Teruel y el Jiloca, también afectada por jabalíes y grullas.
      Uaga apunta en una nota de prensa que los daños provocados por conejos, grullas, jabalíes, corzos, ciervos o cabras montesas en los sembrados de cereal y en las praderas obligan a los agricultores a resembrar, con los gastos y el esfuerzo que conlleva.
Estas especies, agregaron, también han provocado graves pérdidas en las cosechas de maíz, pero lo peor son las erosiones causadas por conejos que raden las ramas de los árboles y las cepas de frutales, olivos, almendros y viñas, ejemplares que mueren porque la savia no circula por ellos.
      Según dicen desde UAGA, en Aragón hay más de un centenar de pueblos en los que los conejos son una plaga; en Albarracín y Maestrazgo los jabalíes y los ciervos devoran el cereal sembrado y la cosecha de maíz; y la cabra montesa, "cada día más numerosa porque se caza poco en relación con lo rápido que se reproduce -indicaron-", está provocando daños en Cuencas Mineras, Comunidad de Teruel y en el Jiloca, zona en la que las grullas y los jabalíes también reducen la cosecha de cereal.
En las comarcas del Pirineo son los jabalíes los que destrozan sembrados de cereal y praderas y en Cinco Villas el paso de grullas y su reposo en zonas dónde ha habido arroz hace que se alimenten de los sembrados de cereal en parcelas colindantes.
     La suscripción de seguros causa un coste adicional para los agricultores, y para Uaga éstos deberían suscribirlos los cotos de caza y asociaciones de cazadores e indemnizar a los afectados.
     Uaga consideró que "es imprescindible que los cazadores se responsabilicen claramente, de una vez por todas, de los daños producidos por las especies cinegéticas, y las administraciones de los daños producidos en las áreas de influencia de infraestructuras y zonas protegidas donde no se puede hacer control cinegético".
Añadieron que solo los agricultores afectados por ciervos en la reserva de caza de Montes Universales, y los afectados por grullas en la laguna de Gallocanta disponen de ayudas agroambientales y que además éstos todavía no han percibido la correspondiente a 2016.

      Una de las que propone es autorizar el aumento de los cupos que se pueden cazar de algunas especies, el aumento de los días permitidos para cazar, el aumento de batidas o resaques y autorizaciones extraordinarias.


viernes, 13 de enero de 2017

Relato de caza de un amigo de Teruel


MONTERÍA EXTREMEÑA
 Este fin de semana pasado nos desplazamos a Alcántara, un pueblecito de Cáceres en el que el clima, su gente, vegetación , fauna ....presagiaban íbamos a pasar unos días inolvidables. Comenzaremos diciendo que nada mas llegar apreciamos su puente de acceso a la ciudad con mas de 1000 años de antigüedad y legionario de la mayor presa de España.
 El domingo amaneció frió y con niebla , el lugar de reunión , “La hospedería”.  Un lugar amplio y perfectamente preparado para acoger a unos cientos de personas. Allí presenciamos como se iba a desarrollar la montería. Dándose el previo sorteo de posturas en diferentes traviesas, cortaderos, tiraderos cortos y espesos .....
     Seguidamente marchamos hacia nuestro puesto guiados por un "encargado" o postor . En mi caso debido a el difícil acceso por  tierra tuvimos que hacerlo por medio de embarcación desplazándonos durante unos  kilómetros por medio del rió Tajo con un cauce que permite perfectamente la navegación.
      Rápidamente llegamos al puesto donde nos indicaron por donde tenían la querencia los animales allí residentes. Nada mas instalarnos observamos una vegetación donde predomina la jara y la carrasca de gran espesura dificultando mucho los disparos.
       Transcurrido un periodo de tiempo comenzamos a escuchar los primeros y repetidos disparos, ladras y agarres de los jabalíes mas perezosos. Posteriormente llego nuestro ansiado momento pudiendo observar  como se adentraban en nuestra postura una piara de 5 individuos donde tuvimos la fortuna de abatir tres de tres disparos certeros. También pudimos observar como el postor de la embarcación abatía a cuchillo varios jabalís que tras el acoso de los perros no se pensaban el abalanzarse al agua para eludir a sus perseguidores.
        Finalizada la montería , se procedió a la saca de las reses abatidas bien por embarcación o mediante la ayuda de como ellos definen " bestias" que son ni mas ni menos que animales de tiro. ( mulas o caballos).


   Por ultimo la jornada termino con una buena comida en un salón dentro de la finca compuesta por un buen cocido y carne asada y seguidamente para Teruel que teníamos unos cuantos kilómetros,pero con la satisfacción de haber pasado un fin de semana inolvidable y para repetir.


martes, 10 de enero de 2017

Para entender a un cazador



La media de edad de los cazadores cada vez es más alta


      El cambio de hábito en los jóvenes ocasiona una caída preocupante en los cazadores federados. La Federación de Caza es la que más licencias deportivas ha perdido en los últimos cinco años.. Las causas varían entre los federados y los animalistas, pero hay un factor en el que todos coinciden: La población cazadora envejece y se debilita el relevo generacional.
     La caza continúa siendo la tercera federación que mas licencias tiene en España tras el fútbol y el baloncesto, pero desde hace tiempo cuenta con pérdidas anuales. Están al tanto de la disminución de licencias y la atribuyen principalmente aun despoblamiento de los pueblos ozonas rurales.



     Los jóvenes tienen otro tipo de alicientes, casi todos cazadores nuevos eran los hijos o sobrinos de cazadores acompañaban a sus padres y eso se ha ido perdiendo, unas veces porque tienen otras aficiones, otras porque cada día está peor visto por la gente joven y los nuevos partidos y otra muy importante por la despoblación progresiva del medio rural y cercano a las zonas de caza y por ultimo por la merma de la caza menor en general aunque en algunos sitios muy localizados tengan plaga de conejo.
     La crisis económica, que afecta principalmente a los jóvenes, también ha influido en la baja de federados, ahora prefieren ir de botellón que de cacería, es más barato la crisis ha sido una de las responsables de que los jóvenes no se inscriban, los jóvenes tienen otras aficiones menos violentas y les importa más el medioambiente. Algunas encuestas apuntan a que los jóvenes están divididos al 50% entre defensores de la caza y en contra.
      La tenencia de armas para cazar también ha sufrido un impacto. Las licencias que amparan la caza menor escopetas han disminuido  últimos años según cifras de la Guardia Civil. Sin embargo, las de caza mayor  rifles han aumentado un 10%, puede ser debido a que la caza menor ha bajado y la mayor a crecido últimamente, aparte que para la segunda no tenemos que tener perro, a no ser que nos guste la caza con rehala algo que es muy sacrificado y costoso de mantener todo el año.