lunes, 19 de febrero de 2018

Un paseo por la ciudad



¿Cómo recuperar el Conejo de monte?


        El conejo en aquellos cotos donde antes abundaba y hoy, por diversas razones que han roto sus poblaciones, escasea, deberíamos hacer un esfuerzo por recuperarlo.
La importancia del conejo en la Península Ibérica es muy pocas veces reconocida, pues es la base de la cadena alimenticia de muchos ecosistemas  dependen de él, especies tan emblemáticas como el águila imperial ibérica o el lince ibérico. No es de extrañar que especies endémicas de la Península dependan de una especie como el conejo, originario de estas tierras, que siempre ha poblado desde tiempos remotos.

      La enfermedad hemorrágico vírica (RHD) es otro cantar, pues se genera en la época de mayor contacto entre los ejemplares (por escamación), y hasta ahora las altas densidades propiciaban abundancia de gazapos a los cuales no afectaba la enfermedad, pero los nuevos brotes que se están dando desde hace unos años, sí que afectan a los gazapos, por lo que están teniendo letales consecuencias en las poblaciones afectadas.
      Como siempre pasa con el conejo, hay zonas en las que se llega casi a nivel de plaga y en otras, en cambio, no se ve un ejemplar, aunque sean zonas conejeras y estén incluso a poca distancia unas de otras. Debido principalmente a la aparición de este nuevo brote y a posibles mutaciones o diferentes cepas del virus, es totalmente nefasto realizar repoblaciones con conejos de lugares poco próximos, pues estamos llevando a cero la posible inmunidad que estuvieran desarrollando nuestros ejemplares.



      Otra solución es vacunar. Existen vacunas supuestamente eficaces que, aunque he de reconocer que no las he probado y desconozco su efectividad real, pueden ser un buen apoyo si contamos con presupuesto y facilidades para el manejo y manipulación de ejemplares. Y en caso contrario, aunque no se puedan realizar vacunaciones muy numerosas, siempre podemos tener una zona de cría y manejo para futuras repoblaciones o bien vacunar a algunos individuos.
      Aunque el conejo no es muy exigente con la calidad del alimento, necesita refugio y vegetación en crecimiento para desarrollar su potencial reproductivo. En las zonas con gran vegetación de monte bajo y la tierra fácil de hacer madrigueras será más propicio para su reproducción y mucho más si tenemos siembra de cereales o forrajes cerca de las cañeras.
Por otro lado tenemos la opción de repoblar con conejo silvestre procedente de zonas de plaga que suele estar bastante inmunizado y es un conejo fuerte que se adaptara fácilmente al terreno, siempre que lo echemos cuando se cierra la veda de la menor para que pueda integrarse en zona de madrigueras y poder criar en primavera.



domingo, 11 de febrero de 2018

La caza y la nieve


       Después de pasar un verano y un otoño muy secos en el invierno nos llega agua para el campo en forma de nieve y bienvenida sea que falta hacia y que siga que el campo está muy seco.
     Los animales están preparados para resistir nevadas normales y la mayoría de accidentes climatológicos. Pero es cierto que unos más que otros, y como los hombres hemos alterado los hábitats, necesitan de nuestra ayuda cuando la situación se sale de madre.
En esta ocasión, con los temporales de nieve, estamos atravesando unos momentos fatales con muchas especies animales tanto en la caza menor como la mayor aunque en menor medida. 
      Después de una brutal sequía ha llovido un poco, lo justo para sembrar (en algunas ocasiones dos veces), con unas nieves meramente testimoniales a primeros de enero y una gran nevada para el 7 de este mes con repeticiones en días siguientes y con grandes heladas para terminar, todavía no se había licuado la nieve amontonada en tierra firme ni lo ha hecho por el momento. 
     Cuando gran mayoría del campo y monte está cubierto la caza menor se siente indefensa para comer y para moverse y por lo tanto prohibida su caza, esta temporada la caza menor ya se cerro y no es el caso, pero si el de la caza mayor que puede darse la situación de cérvidos o jabalíes atrapados o con mala movilidad por las grandes nevadas.
  La mortandad de los animales que se dio en el año 2015 fue grande por las enormes nevadas y esta nevada no es menor en algunos sitios de España.


      Los ciervos y jabalíes no tienen inconveniente en cruzar por ríos y moverse a otras zonas pero si se quedan atrapados con la nieve son más vulnerables a sobrevivir y más fáciles de cazar.
En cuanto a daños  a otras especies, vamos a tomar como referencia la perdiz, cuando todo el suelo está cubierto de nieve les resulta difícil conseguir comida. Después de una tremenda sequía, como decía arriba, llovió lo justo para sembrar a duras penas, esperemos que venga buena primavera, y se encelen bien para la nueva cría.
Por otro lado está el tema de los furtivos de la caza mayor que carrileando por la noche por las zonas más despejadas y de vez en cuando se ven ciervos con la cabeza cortada simplemente para vender las cuernas.