sábado, 24 de septiembre de 2016

Como curar a un perro herido por un jabalí


      Estamos en los primeros días de la caza mayor y los perros se confían mas en los agarres con los cochinos, aparte que no están físicamente tan fuertes después de tanto descanso en las perreras y de todos es sabido que los cochinos pueden herir a nuestros perros con sus temibles defensas y nosotros debemos saber un mínimo de cuidados para atender a tu fiel compañero con la mayor rapidez y efectividad posible.

      Es fundamental prever que puede darse la mala suerte de que nuestro perro se tope con un cochino y éste lo raje con sus colmillos. Contar con los conocimientos y los medios básicos en ese momento para actuar in situ es primordial para salvar a nuestro perro de las heridas del jabalí. Las localizaciones más frecuentes de un navajazo son consecuencia lógica de la postura del perro en el momento de enfrentarse al guarro. Éste con frecuencia se sienta ante el acoso de la rehala y abrumado por la insistencia de los canes se arranca acometiéndolos con sus defensas. Es el momento en que los perros dispuestos para la huida exponen el tercio posterior de su cuerpo en un intento de escapar de la embestida, siendo fácilmente enganchados en glúteos y patas traseras. Son también vulnerables pectorales, cuello y zona facial, cuando el arrojo de nuestro auxiliar le lleva a presentar cara al cochino en un intento de agarrar su oreja. Pero los navajazos pueden ser repartidos por cualquier parte de la anatomía perruna, sin distinción ni preferencias, según venga la lidia.





Paso 1. Control de la hemorragia
      Debemos llevar siempre con nosotros un botiquín primario con lo más elemental: guantes de vinilo, antiséptico, yodo, gasas estériles, una botella de suero fisiológico y jeringa con aguja grande 50 centímetros cúbicos para el lavado de heridas, tijeras,  y material de sutura. Cuando un perro ha sido alcanzado lo aislaremos rápidamente, sujetándolo de forma que no le permitamos continuar en el fragor del agarre, y habilitaremos un espacio lo más aséptico posible dentro de las circunstancias que nos permita valorar la herida y el alcance de la lesión. Nuestro primer objetivo es controlar la hemorragia. El cómo dependerá de la importancia de la misma. Hacerlo por presión directa mediante la aplicación de compresas y presión manual durante unos minutos hasta que remita el flujo de la sangre es el método más común y que podemos realizar en cualquier parte del cuerpo.
Otra opción son los torniquetes se realizan con facilidad en las extremidades y siempre que la presión directa haya resultado infructuosa.

Paso 2. Limpieza desinfección de la herida
      Una vez controlada la hemorragia procederemos al lavado con agua y jabón para arrastrar los restos de sangre, tierra y demás partículas que podrían complicar la evolución favorable del proceso de curación. Cuanta más limpieza mejor. Además, cortaremos los pelos alrededor de la herida de modo que su presencia no contribuya a incrementar la infección.
Terminada la limpieza, pasaremos a desinfectar la zona expuesta ayudándonos de una jeringa cargada con suero fisiológico: dispararemos su contenido a presión y a una distancia de unos 10 centímetros hacia el interior de la herida, bañando cada rincón de la misma. Después, la impregnaremos  con una solución yodada. Así controlaremos la contaminación.

Paso 3. Dar puntos de sutura
       El siguiente paso será dar unos puntos de sutura. En algunas ocasiones el navajazo, por su trayectoria y profundidad, evidencia un trauma excesivo, con pérdida de tejidos o desgarros que impiden aproximar los bordes. En estos casos la herida puede quedar abierta y no está indicada su sutura, por lo que cicatriza a través del método llamado de segunda intención, donde un tejido granuloso va rellenando los espacios de la herida de dentro hacia afuera, bajo condiciones de extrema higiene.

Paso 4. Tratamiento antibiótico

       Será necesario combatir posibles infecciones con un tratamiento antibiótico siempre bajo prescripción veterinaria y a juicio facultativo. Poco más queda por contar. No se trata de hacer del cazador o rehalero un cirujano, tan sólo dotarle del saber qué hacer en situaciones tan comprometidas como ver a nuestro perro rajado por un jabalí. La vida de nuestros compañeros siempre es lo primero.



La liebre compite en la carrera de coches


lunes, 19 de septiembre de 2016

Orihuela del Tremedal inicia las visitas guiadas a la berrea


       El Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal vuelve a organizar desde el 17 de septiembre, salidas para escuchar la berrea del ciervo. Todos los años desde el Ayuntamiento de Orihuela se realizan estas visitas guiadas a la berrea del ciervo, de las que podrán disfrutar todos aquellos que estén interesados y quieran descubrir la llamada de los ciervos como es la berrea.
        La época de berrea ha comenzado y se podrá disfrutar de ella aproximadamente un mes. Durante este periodo se tiene la posibilidad de escuchar el sonido gutural que emiten los machos de esta especie, durante su época de celo y que puede oírse a varios kilómetros de distancia. Un sonido que inunda los bosques y parajes de la Sierra de Albarracín siendo un verdadero privilegio el poder oír esta exhibición de poderío que ofrecen estos animales.


        Los ciervos son animales señoriales y fuertes, que en esta época los machos presentan su máximo esplendor. Sus cuernas están perfectamente formadas, y pueden ser utilizarlas para las luchas que se produzcan en este periodo con el fin de proteger su territorio y conseguir el mayor número de hembras, pudiendo así perpetuar su especie.
       Las hembras preparadas ahora para concebir darán a luz a los ocho meses a un gabato en una época donde la comida es abundante, la primavera.
      Las visitas guiadas a la berrea desde el Ayuntamiento de Orihuela del Tremedal consisten en una visita guiada por el Centro de Interpretación Reserva de Caza Montes Universales, que muestra perfectamente y de forma muy visual toda la biodiversidad que tiene la Comarca de la Sierra de Albarracín y, por supuesto, en Orihuela. En esta visita por el museo se puede apreciar como es un ciervo de cerca, y aprender que características les diferencian de otros animales de la misma especie, de qué se alimentan, como se comportan durante este periodo, etc.… Posteriormente se podrá disfrutar de la berrea con todos los sentidos.

Imprudencia del cazador total


jueves, 15 de septiembre de 2016

Arrestado un cazador furtivo en Jabaloyas


        La Guardia Civil detuvo el pasado 10 de septiembre a una persona cerca de Albarracín como supuesta autora de un presunto delito de caza al matar a un jabalí sin tener los permisos para ello.

     Según informan fuentes de la Guardia Civil, los agentes del Puesto de Cella recibieron a la 1.10 de la madrugada del sábado un aviso de la Central Operativa de Servicios comunicando que un vehículo sospechoso había sido avistado merodeando sospechosamente por los caminos próximos a la localidad de Jabaloyas (Teruel).

     Acto seguido, los guardias civiles establecieron un dispositivo de servicio para la detección del vehículo sospechoso, el cual fue interceptado una hora después en una carretera del término de Albarracín. Realizado un registro del vehículo se pudo comprobar que transportaba en el maletero un jabalí de unos 80 kilos con una herida sangrante reciente, un rifle marca Browning de 7 mm de calibre de su propiedad y un cargador con varios cartuchos metálicos.  






      

   Cuando los agentes requirieron al conductor y único ocupante del vehículo para que aportara la autorización de espera y la del coto para el legal ejercicio de la caza, comunicó que carecía de todo ello, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito relativo a la protección de la fauna (delito de caza).

       El jabalí fue decomisado y el rifle depositado en la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel. Las diligencias instruidas y la persona detenida han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Teruel.

       Desde la  Guardia Civil se recuerda que para ejercer la caza son imprescindibles los siguientes requisitos: estar en posesión de las correspondientes autorizaciones (licencia de caza de Aragón, permiso del terreno cinegético, seguro, licencia de armas y guías de pertenencia de las armas que porte); que sea período y horario hábiles para la caza; no incumplir los preceptos que regulan el deporte cinegético de la caza (ley de caza de Aragón y orden de vedas anual), prestando especial consideración con las medidas de seguridad en el porte de las armas; y los perros que acompañen a los cazadores deberán estar documentados (cartillas, Chip, etc.).



Un jabalí entra en una playa y ataca a varios niños